lunes, 29 de junio de 2015

Los imperturbables soldados de la reina británica pueden perder la paciencia cuando se trata de turistas molestos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario