sábado, 1 de agosto de 2015

El NBA Baker: de la fortuna a la infamia.

 No es privativo de boxeadores arribar vertiginosamente a la cumbre del éxito, para luego estrepitosamente, como si el parachute de un paracaidista no abriera, caer al piso y arrastrarse en la infamia.

 Vin Baker participó en cuatro Juegos de Estrellas y ganó 100 millones de dólares jugando al baloncesto profesional con Milwaukee, Seattle, Boston, Nueva York, Houston y los Clippers. De esa fortuna sólo queda el recuerdo, ahora es mera anécdota, pues todo se esfumó.

 “Para mí, esto pudo haber terminado quizá en la muerte o en la cárcel. Así es como estas historias usualmente terminan. Para mí, reunir la fuerza para caminar hasta aquí y estar emocionado por manejar un local de Starbucks y tratar de proveerle a mi familia. Siento que eso es más heroico que medir más de os metros y hundir un tiro en retirada. Me llena de energía despertarme por la mañana y, antes que todo, no depender del alcohol, y no estar avergonzado o apenado de saber que tengo una familia de la cual hacerme cargo. Es espectáculo debe continuar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario